Francia, siempre tocándonos los... melones