La UEFA intenta modificar el asiento de Sara Carbonero en el descanso