Kiko Matamoros y Olvido Hormigos, de hielo ante la expulsión de Ares