Alonso Caparrós no quiere ni mirar: ¡Así están los porcentajes ciegos!