Volkswagen, Daimler y BMW experimentaron con monos y humanos para probar su diésel