La buceadora que se puso en la piel de Diana hundida en el pozo: “Fue horrible, es imposible que el cuerpo flote”