"Enhorabuena, compañeros", así se ha vivido en la Guardia Civil la detención del presunto asesino de un agente de Granada