En la mente de Tomás Gimeno: narcisismo, venganza e incapacidad de verse sustituido y frustrado