Las tecnologías, causa de rupturas amorosas