Alessandro llora al saber que el collar del veto es para Lía: “Me preocupa que Patri tenga un comportamiento del que se pueda arrepentir”