Guerra de pedos: Según Amador, los cuescos afianzan la pareja