La abuela de Soraya le dice, a través de Anne Germain, que se deje el pelo largo