Bertín y Fabiola esperan a los nuevos invitados con un buen chapuzón en la piscina