Joaquín llega a casa de Bertín cantando reggaetón y conduciendo un camión lleno de pelotas