Julio no pierde la esperanza: “Un día torearemos los tres, estoy convencido”