Pastora Soler: “Después de Eurovisión me volví muy exigente conmigo misma, no quería ni reírme para no cansar la voz”