Juan José Padilla: “Conservamos el ojo hasta un año y medio después”