Los retrovisores del futuro eliminan la presencia de objetos en el ángulo muerto