Van Gaal asegura que la dificultad del grupo es el posible cruce con Brasil en octavos