A Salvador Beltrán y Miguel Hermoso no se les da bien la prueba musical