Cuatro fallos hacen que Pablo tenga que luchar por la silla azul el próximo día