Sebastian confiesa su secreto con los abanicos en su nuevo rosco contra Moisés