El reto de los cantantes por hacerse un hueco en la pandilla de Pablo