Así se escondían Inma y Quim en la trepidante escena del final