La primera vez que se subió a un escenario fue con nueve años