Un escándalo político salpica a Lydia Lozano