Gustavo González cuenta cómo se hicieron las apasionadas fotos de Chelo y su mujer