Labrador abandona el plató entre lágrimas