Lydia calla muchas bocas: ¡no tuvo intención de lucrarse con las fotos de Kiko!