El grupo mayoritario se resquebraja: los enfrentamientos brotan en todos los rincones de la casa