Andrés, a Laura: “Habrá que improvisar”