Sofía arremete duramente y sin piedad contra María Jesús hasta hacerla llorar