Arantxa Sánchez Vicario rompe con el pasado y borra el nombre de Santacana de su piel