Se vive, se siente, la boda de Harry y Meghan está presente hasta en la embajada inglesa de España