Ortega Cano muestra contento su nuevo negocio: una inmensa residencia canina