Ramón y Mari viven un amor de película: el destino les unió 23 años después de separarles