La autopsia determina que la niña muerta en el hotel de Logroño falleció por asfixia