Vivimos una jornada de huelga con un taxista en Barcelona: “Estamos unidos porque hay un enemigo común”