Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

De oriental a occidental en 30 operaciones

Vanilla Chamu no quería que le llamaran fea. Su deseo se convirtió en obsesión hasta el punto de gastar 80.000 euros en 36 operaciones estéticas. Ahora no se queda nada de ella y luce como una muñeca, artificial y extraña. Su nuevo objetivo es un doloroso tratamiento para crecer.

La modelo japonesa Vanilla Chamu saltó a la fama gracias a un programa japonés en el que se contaba su transformación fotografía a fotografía, operación tras operación. Ahora, tras 30 intervenciones y más de 80.000 euros gastados, esta joven oriental ha conseguido convertirse en una chica occidental, una auténtica muñeca francesa. 
Para conseguirlo se ha operado los ojos, eliminando sus rasgos asiáticos, se ha aumentado el pecho, se ha sometido a varias liposucciones y ha definido sus pómulos. El resultado es bien visible: una mujer con las medidas perfectas y de la que no queda ya nada de sus raíces japonesas. 
Vanilla Chamu