Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Auroville, la comunidad más singular del mundo

Matrimandir de Aurovilletelecinco.es

La localidad de Auroville, situada en el Estado de Tamil Nadu (India), fue fundada en 1968 por Mirra Alfassa, también conocida como La Madre, una discípula francesa del filósofo, poeta y defensor de la independencia de India, Sri Aurobindo.


La localidad de Auroville, situada en el Estado de Tamil Nadu (India), fue fundada en 1968 por Mirra Alfassa, también conocida como La Madre, una discípula francesa del filósofo, poeta y defensor de la independencia de India, Sri Aurobindo, .
El objetivo de la ciudad era servir de lugar donde las relaciones humanas, basadas principalmente en la rivalidad y la lucha, se sustituyesen por relaciones donde el estímulo de perfección, la colaboración y la fraternidad fuesen la norma, según la web de la ciudad.
El censo de 2014 afirma que Auroville alberga alrededor de 2.300 personas, de las que dos tercios provienen de la India, Francia y Alemania.
Una de las principales reglas de la ciudad reza: "Ninguna organización política, religiosa o espiritual debe usar Aurovilles para convertir a la gente a su fe o reclutar a sus seguidores".
En Auroville la vida es diferente a la del resto del planeta. No existen los partidos políticos ni la propiedad privada, ya que la tierra y los activos pertenecen a la organización Fundación Auroville, cuyos miembros son designados por el Gobierno del país.
Los ciudadanos locales eligen el Comité de Trabajo que resuelve los asuntos administrativos y elaboran la Asamblea de Residentes donde todo el mundo tiene la oportunidad de contar sus impresiones sobre los asuntos de la comunidad.
Aunque lo más importante es el trabajo, estructurado en jornadas de al menos cinco horas durante todos los días de la semana, aunque se hacen distinciones entre el trabajo individual y el que se hace por la ciudad.
La estrucutura en la que se divide la localidad también tiene su aspecto particular. Los barrios están divididos entre el cultural, el internacional, el industrial, el residencial y el verde, simpre con un punto central, el Matrimandir una gran sala de meditación bajo una cúpula dorada, centro en el plano radial de la ciudad.