Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Simula estar dos años en coma y tetrapléjico para evadir un juicio

Simula estar dos años en coma y tetrapléjico para evadir un juiciotelecinco.es

Alan Knight, británico de 47 años, habría simulado que estaba tetrapléjico y en coma durante dos años para evitar ir a un juicio por el que podría acabar en prisión. Habría robado más 40.000 libras a su vecino pensionista en tres años, falsificando documentos con los que accedió a su cuenta bancaria, y gracias al cual pudo comprarse una caravana y pagarse las vacaciones. La policía lo consiguió grabar de compras, según la BBC.

Alan Knight, británico de 47 años y natural de Swansea, habría estado eludiando un juicio por el que podría ir a prisión, simulando que había sufrido un coma y que se había quedado tetrapléjico. Se le acusa de falsificar documentos y estafar a su vecino pensionista, Ivor Richard, del que habría obtenido 41.570 libras de sus cuentas bancarias para pagarse vacaciones y una caravana durante tres años, según recoge la BBC.
"Ha estado evitando el juicio durante dos años, costándole a la policía, al hospital y al juzgado miles de libras", asegura Paul Harry, de la policía del Sur de Gales. Alan Knight había estado viviendo a costa de reclamar dinero al seguro por un accidente doméstico, en concreto, golpearse en el cuello con la puerta de su garaje, provocándole una lesión en el cuello, además de haber entrado en estado comatoso durante un breve periodo de tiempo, por el que no podía ir a declarar al juzgado.
Simula que esta dos años en coma y tetrapléjico para evadir un juicio

Alan Knight habría admitido a los médicos del hospital que había evitado ir a declarar en "al menos dos ocasiones", alegando que su situación "había empeorado". Finalmente la policía consiguió fotografiarlo en una de sus escapadas al supermercado para hacer la compra, tras lo cual ha comparecido en el juzgado para confesar su crimen. Sin embargo, compareció en una silla de ruedas y con un collarín rodeándole el cuello a pesar de las evidentes pruebas de que estaba simulando la lesión.
Desde el juzgado aseguran que a la víctima de esta estafa, Ivor Richard, se le habría devuelto el dinero que le robaron durante tres años por parte del su banco. Será en noviembre cuando el juez emita el veredicto por el que Alan Knight podría acabar en prisión.