Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Entrena su cuerpo durante 7 años para tener una cintura de 40 centímetros

Entrena su cuerpo durante 7 años para tener una cintura de 40 cmInstagram

Un corsé metálico es lo que ha necesitado la joven Kelly Lee Dekay, de 27 años y nacida en Nueva York, para conseguir el objetivo que se marcó hace siete años, tener una cintura de 40 cm. La joven se inspiró en personajes de cómics, como "Jessica Rabbit" y "Tormenta". La joven ha usado de manera regular el corsé en los últimos siete años, llevándolo incluso para hacer excursionismo.

Para Kelly Lee Dekay su cintura se convirtió en una obsesión, pues quería tener menor talla, e inspirada en los personajes "Jessica Rabbit" y "Tormenta", ha conseguido que su cintura mida 40cm. Para conseguir este objetivo se ha valido de una corsé metálico. La joven de 27 años y natural de Nueva York, Estados Unidos, comenzó a "entrenar" su cuerpo para conseguier esta cintura hace siete años, según el Daily Mail.
La joven estudiante de moda asegura que "a medida que crecía, me empezó a enamorar los estilos exagerados y los preciosos trajes de los personajes de cómics y eso me llevó a lo aestético".
Asegura que de joven era un "marimacho", y que el corsé la ha ayudado ha desprenderse de la timidez que la caracterizaba de niña. "De niña era muy tímida y me encantaba la forma en que se presentaba a los personajes en los cómics. Me encantaba Batman porque dependiendo del traje era otra persona. Entonces pienso que eso es lo que la ropa ajustada hace conmigo, convertirme en mi propio héroe o villano", asegura Kelly
El entrenamiento que ha tenido que llevar a cabo por momentos le ha resultado duro, pues "el corsé puede ser muy restrictivo cuando subes las escaleras y no puedes cargar cosas pesadas porque puedes hacerte mucho daño. He hecho excursionismo con el corsé puesto y fue muy peligroso. También he practicado softball, pero al gimnasio sí que no lo llevo".
A pesar de las limitaciones y de los múltiples comentarios negativos que recibe a través de las redes sociales, Kelly asegura que no tiene en mente colgar su corsé. "A algunas personas les encanta, otros lo odian, pero siempre lo he hecho por mí, nunca por lo que pueda pensar alguien. Me encanta el cambio, y a veces la gente piensa que está relacionado con no quererse a uno mismo, pero lo hago porque puedo y es divertido. Algunos me dicen que no es natural, pero también me he teñido el pelo de azul", comenta la joven estadounidense.