Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cuatro detenidos por clonar un coche de la Guardia Civil para robar fardos de droga

coche gctelecinco.es

En Málaga han detenido a cuatro sospechosos por clonar un vehículo de la Guardia Civil con el objetivo de robar alijos a narcotraficantes. Éstos fueron identificados por las huellas dejadas y detenidos al ser localizados en pleno control rutinario.

En la provincia de Málaga fueron detenidos cuantro sospechosos por clonar casi a la perfección un vehículo de la Guardia Civil con el propósito de robar droga a narcotraficantes, como así informa el medio Diario Sur. El trabajo fue excelente, pues tanto el capó como puertas delanteras eran de color verde; las puertas traseras y las aletas eran blancas y, por supuesto, no faltaban en el coche oficial las pegatinas de la bandera de España ni el escudo de la Benemérita.
La incautación del coche, que se produjo a principios de marzo en un garaje de Algeciras donde tenían guardado el vehículo, condujo el viernes a la detención en Málaga de cuatro sospechosos. Entre los arrestados hay un guardia civil, un ex agente de este Cuerpo y dos particulares, según han podido confirmar fuentes cercanas al caso.
El automóvil, una réplica bastante lograda sobre la base de un Renault Megane de calle, lo encontró por casualidad una unidad de la Brigada de Seguridad Ciudadana de la comisaría algecireña. Al patrullar por un barrio de la ciudad gaditana, observaron la puerta de un garaje abierta y, al mirar en su interior, descubrieron un coche de la Guardia Civil. O lo que parecía serlo.
La primera hipótesis que se manejó fue que se lo hubieran robado a alguna patrulla, ya que tenía hasta los dispositivos prioritarios idénticos al que utiliza este cuerpo policial. Sin embargo, al examinarlo con detenimiento, observaron que los distintivos con las letras o, por ejemplo, las banderas de España eran en realidad pegatinas.
Posteriormente el coche quedó intervenido por los guardias civiles y contactaron con la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) y a la Policía Científica. La investigación de estas secciones apuntaron a que el vehículo había sido clonado para utilizarlo en el tráfico de drogas. Los agentes confirman que el coche podría haber sido utilizado para intervenir en alijos a pie de playa y provocar que los porteadores huyeran, apropiándose fácilmente de los fardos. Por otro lado, las huellas detectadas permitió detectar a varias personas, unos cuatro sospechosos, todos malagueños.
Finalmente, en un control rutinario, localizaron a uno de los sospechosos que fue inmediatamente detenido. Horas más tarde los agentes de la Guardia Civil ya habían detenido a los otros tres implicados.