Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

24 horas desconectados

El experimento les ha abierto los ojos a la vida. 150 alumnos de la Universidad de Pontevedra han apagado durante un día sus teléfonos y dispositivos tecnológicos y aunque reconocen que les ha costado también les ha servido para disfrutar de los amigos y de la familia. Se han dado cuenta de que las redes sociales les roban tiempo y que han conseguido engancharles de tal manera que sin ellas no saben qué hacer. El experimento sociológico iniciativa de dos profesoras de la Universidad les ha servido para reconocer que viven enganchados a internet y que muchas veces, más pendientes de la pantalla que de la vida real,  no prestan atención a lo que ocurre a su alrededor.