Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ashya King, un año después, se recupera del cáncer y vuelve al colegio

Hace un año conocimos la historia de Ashya King, un niño británico con un tumor cerebral y el coraje de sus padres por buscarle una solución. La cirugía no fue efectiva contra el cáncer y el pequeño de cinco años, apenas hablaba y se movía. Sus padres pasaron de ser buscado por las autoridades a héroes cuando buscaron una alternativa terapéutica. Funcionó y Ashya reinicia su vida a los 6 años. Ahora, Ashya, junto a sus padres y con uniforme de colegio, solo tiene un deseo, jugar con sus amigos. Deseo cumplido. Ashya ha vuelto a su cole, con sus amigos. De momento irá cuatro horas al día, explica su madre, pero el avance es evidente. Cuando conocimos a Ashya, tenía 5 años y pocas posibilidades. Sus padres, Brett y Naghemed, sabían de una terapia con protones que no existía en Reino Unido, y lo sacaron del hospital londinense  para traerlo a Málaga, su segunda casa. Ingresó en el hospital, pero la Justicia británica los perseguía por llevarse sin permiso médico al niño y pasaron por la cárcel madrileña de Soto. Toda la familia era una piña. La historia de Ashya superó todas las trabas y el niño llegó a Praga para recibir radiación con protones. Informativos Telecinco estuvo allí. El niño progresaba día a día. Y el tumor desapareció. Ashya aún tiene el habla limitada y le tiemblan las piernas, dicen sus padres, pero ahora el tiempo juega a su favor.