Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los desahuciados no solo pierden la casa sino también la salud física y mental

Los desahucios no solo dejan a las personas en la calle sino que también empeora sensiblemente su estado de salud tanto física como psíquica según acaba de revelar un estudio realizado por la Escuela Andaluza de Salud Pública financiado entre otros por la Junta de Andalucía.

El informe revela que entre los los problemas de salud física que padecen las personas que se han visto afectadas por un desahucio destacan los episodios cardiovasculares, cerebrovasculares, dermatológicos, digestivos, así como agudización de las enfermedades crónicas.

Pero los problemas no se circunscriben al ambito físico, el estudio también evidencia que tras el trauma de perder la vivienda la salud psicológica de estas personas también se ve afectada. Así, aumentan los estados depresivos, de ansiedad, insomnio, alteración del apetito, desmotivación, apatía y culpa y la disminución del cuidado personal, entre otros.

En el estudio, titulado ‘Procesos de desahucio y salud’, han participado 90 personas, 58 en proceso de desahucio y 32 con participación activa en plataformas ciudadanas, ha sido desarrollado por la Escuela Andaluza de Salud Pública, en colaboración con el Grupo Stop Desahucios Granada–15M. Posteriormente ha dado lugar a un documental en el que se recogen los principales resultados del estudio a través de la voz y experiencia de las personas afectadas.