Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Liam Derbyshire, el joven que morirá en cuanto se duerma

Liam Derbyshire, el joven que morirá en cuanto se duermaFamilia Derbyshire

Liam Derbyshire es un chico inglés que padece el Síndrome de hipoventilación central congénita (SHCC). Esta enfermedad le provocará la muerte en el caso de que se quede dormido espontáneamente.

La SHCC afecta a unas 1.500 personas en todo el mundo, personas que si se durmiesen sin respiración artificial morirían debido a que el sistema nervioso central ordenaría al organismo que dejase de respirar. Además, también se vería afectado el ritmo cardíaco y la presión sanguínea. 
Los médicos detectaron que Liam padecía esta enfermedad nada más nacer, llegando a pronosticar que el pequeño no viviría más de seis semanas. Pero ahora el joven británico acaba de cumplir 18 años. 
Ahora, su vida está condicionada a la de un reloj que le indica cuándo tiene que irse a dormir y conectarse con una máquina de respiración asistida. Tan importante es el tiempo para él, que su madre, en declaraciones a la BBC que recoge Infobae, asegura que sin ese procedimiento “no estaría vivo”. El también conocido como Síndrome de Ondina hace que sus órganos y, sobre todo, su cerebro estén en continuo riesgo por la enfermedad. 
Tan peligroso y complejo es el proceso de dormir de Liam que en su cama tiene una gran cantidad de cables conectados entre sí y a su cuerpo. Y no sólo eso, también siempre tiene que haber alguien vigilándolo cuando duerme, ya que los dispositivos pueden llegar a fallar, lo que significaría la muerte del joven inglés. 
El futuro es una incertidumbre, tanto para Liam como para sus padres, Kim y Peter. “No se sabe cuál es su estado mental. Desconocemos el espectro: no sabemos dónde empiezan y dónde terminan sus capacidades", explica el progenitor. A pesar de ello, comenta que “en cuanto a su futuro, nunca va a poder ser totalmente dependiente. Pero con nosotros será los más independiente que pueda llegar a ser”.