Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

‘Pete the Feet’, el hombre que no ha llevado zapatos en 50 años

‘Pete the Feet’telecinco.es

Pete Mckenzie, conocido como Pete the Feet (‘el pies’) se ha negado a llevar nada en sus pies durante medio siglo. Ni siquiera el día de su boda se calzó. Insiste en que nunca se pondrá zapatos hasta el día que muera.

Pete, de 69 años, que vive en Mosley, Birmingham, en Reino Unido,  explica que “no me gustan los zapatos, de hecho llevar algo en mis pies. Incluso cuando me casé no llevé zapatos, y fue en una iglesia”, informa express.co.uk.
“Mi mujer igual me ha visto una o dos veces con zapatos, pero mi hija nunca y mis nietas, definitivamente, nunca”, apunta.
Cree que los zapatos no le van a sus pies. Decidió parar de ponerse zapatos a mediados de los sesenta. Es un hábito con el que empezó muy joven.
Padre de tres hijos, sostiene que “desde que puedo recordar, no me gustaba llevar zapatos. Me acuerdo de pequeño cuando me los quitaba y mi madre me daba un tortazo”.
“Una vez volvía andando con 16 años y me quité los zapatos y los calcetines y los tiré por el puente. Pero tuve que reemplazarlos. Fue sólo en la veintena cuando me quité definitivamente los zapatos”.
Pete sostiene que, pese a llevar los pies desnudos, nunca ha tenido frío en estos 50 años. “La gente siempre se sorprende cuando voy al pub y hay hielo afuera”. Cree que la gente tiene los pies fríos porque los viste con calcetines y zapatos.
Aunque los humanos han usado zapatos desde hace 40.000 años, el pensionista sostiene que vive una vida más cómoda sin ellos.
Sin embargo él no reconoce los inconvenientes. “La gente tiende a pensar que es sucio, pero el hecho es que me los lavo todos los días.
Sus pies descalzos le han convertido en una leyenda en el barrio bohemio de Moseley, donde vive con su mujer desde los años 60. Es allí donde la gente le ha bautizado como ‘Pete the Feet’.
Pete señala que es habitual ver gente con los pies descalzos en Moseley porque es “un lugar muy hippy”.