Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Preocupación por las secuelas que el virus del ébola dejará en los órganos de Teresa

A pesar de las buenas noticias la gran preocupación ahora son las secuelas que el ébola pueda dejar a Teresa Romero. Y es que los daños que deja el virus dependen de lo que llegue a afectar a los órganos vitales. Los más afectados suelen ser los pulmones, el hígado y los riñones. Cuando se vence al ébola, el virus desaparece completamente del cuerpo, por eso, el enfermo ya no contagia. Solo en la leche materna o el semen pueden quedar restos. Así que, si Teresa sigue evolucionando bien, al salir del hospital ya no será contagiosa. Más aun quedará inmunizada para esta cepa del virus ébola. Su sangre podrá servir, como la de la misionera Paciencia Melgar para elaborar sueros que curen a enfermos.