Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Puede un plato ‘arrugado’ ayudar a perder peso?

¿Puede un plato ‘arrugado’ ayudar a perder peso?Art Academy of Latvia

Hay muchas maneras de tratar de perder peso, pero ¿podría un plato que parece que tiene más comida de la que realmente contiene ser la respuesta? Los expertos piensan que sí.

El plato inventado por Nauris Cinovis, de la Academia de Arte de Letonia, se parece a cualquier otro desde arriba, pero los pliegues que presenta reducen su superficie total, por lo que se puede poner menos comida en ella. Además, está hecho de vidrio transparente para hacer que la comida parezca más grande, informa skynews.com.
Cinovics presentó su invento, que ha sido respaldado por la Agencia de Inversión y Desarrollo de Letonia, una agencia gubernamental, en el Congreso Europeo sobre la Obesidad realizado en Oporto, Portugal, y ahora está planeando probarlo con 100 personas. Expertos en obesidad han respaldado la idea, ya que aseguran que el plato podría actuar como una alternativa a la utilización de platos más pequeños.
Susan Jebb, de la Universidad de Oxford, cree que los ensayos son necesarios para ver si el plato funciona. Es una idea genial, es más normalizadora (que los platos pequeños)".
El doctor Paul Christiansen, de la Escuela de Psicología de la Universidad de Liverpool, señala que "parece una buena idea. Si la gente piensa que ha comido un plato lleno de comida, se sentirá más satisfecho. Mucha gente piensa que tienes que terminar la comida del plato. Si puedes satisfacer la percepción de que tienes una porción grande en el plato, pensarás que has comido una comida completa. Para ‘limpiadores de plato’, si puedes alimentar la percepción de que tiene una cantidad razonable de alimentos, se puede comer menos".
La profesora Jane Ogden, profesora de psicología de la salud en la Universidad de Surrey, indica que "hay muchas pruebas de que comemos por razones distintas de la necesidad biológica: se trata de hábito, se trata de percepción, se trata de lo que percibimos visualmente. Cualquier cosa que pueda manipular cualquiera de estos factores podría ser una manera eficaz de comer menos".
El profesor Charles Spence, psicólogo del comportamiento de la Universidad de Oxford que se especializa en la percepción de la comida y el gusto, observa que "es realmente una buena idea. Hay una serie de maneras de engañar al ojo, como el uso de platos más pequeños para que parezca que hay más o platos más pesados. El plato arrugado parece proporcionar la misma impresión”.
Cinovics también ha diseñado una gama pesada de cubiertos para retrasar la ingesta. "Mi idea es cómo hacer que la comida parezca más grande de lo que es."Si utilizas el palto tridimensional, con los pliegues, realmente parece que hay la misma cantidad de alimento que en un plato normal, pero hay menos. Estás engañando al cerebro para que piense que estás comiendo más".
Los pliegues también ralentizan el ritmo al que la gente come. Los cubiertos, que pesan 1,3 kilos cada uno, también ayudan a ralentizar la ingesta y comer lentamente. "Los probamos y llevó 11 minutos terminar una comida con este cubiertos, en lugar de siete minutos. Nuestro cerebro tarda al menos 20 minutos en recibir el mensaje de que debemos sentirnos llenos, así que si comemos muy rápido, creemos que necesitamos más comida. Si comemos lentamente, el mensaje de que estamos llenos llega antes, así que comemos menos".
Otra investigación ha demostrado que un mantel verde es el fondo ideal para hacer que la gente se sienta llena, aunque cree que se necesitan más estudios en esta área. La idea de la placa fue presentada en el Congreso Europeo sobre la Obesidad en Oporto, Portugal.